INICIO

Descubre el poder de la libertad 
para disfrutar de relaciones auténticas,
y aprende cómo llevarlas a otro nivel 
de Independencia 
para desarrollar todo el potencial de tu propia vida.

¡Bienvenida!

¿Te has planteado por qué la mayoría de las relaciones sentimentales acaban en drama?

¿Por mucho que te propongas hacerlo diferente acabas envuelta en los mismos problemas una relación tras otra?

Soy Kali y me dedico al asesoramiento, dirigido especialmente a mujeres, sobre no monogamia y relaciones afectivas libres. A través de sesiones individuales, charlas y talleres, oriento a mis clientes sobre la forma más coherente y saludable de desenvolverse en relaciones sentimentales sin el compromiso típico de la pareja tradicional.

Mi servicio de asesoramiento es para ti si:
    • aprender a conservar el poder sobre ti misma y sobre tu vida cuando te sumerges en relaciones sexoafectivas de cualquier tipo.
    • ya te has lanzado a las relaciones abiertas y te sientes algo perdida o te resulta más difícil de lo que esperabas.
    • quieres conocer y manejar las dinámicas propias de la no monogamia para disfrutar de relaciones placenteras sin dramas.



Te cuento un poco de qué va esta movida.
El modelo de pareja convencional lo repetimos automáticamente, lo tenemos muy integrado gracias a las pelis Disney, la Iglesia y la tradición social. Es importante saber que para establecer con éxito otro tipo de relaciones, necesitamos tomar consciencia por evitar repetir los mismos patrones en el momento de vincularnos afectiva y sexualmente con otras personas; si no, lo único que habremos cambiado es el nombre de la relación. Por eso con mis clientes trabajo mucho la autoestima, la independencia emocional, el aprender a poner límites, los celos y el enamoramiento.



Cada vez más personas nos hacemos conscientes de que la monogamia -la relación de pareja con exclusividad y como proyecto de vida común-, está en el origen de la mayoría de los problemas en las relaciones sentimentales. Conlleva unas obligaciones implícitas que condicionan el espontáneo desarrollo de la propia relación. A su vez, esas obligaciones, limitan el desarrollo vital individual de los miembros de la pareja, especialmente en su interacción social, aunque también en otras áreas de la vida, y con ello la posibilidad de una realización plena como individuo, sobretodo para las mujeres.


Si sigues formando parejas convencionales, aquí vas a descubrir un nuevo mundo de posibilidades, y si ya has decidido mandar la monogamia a paseo, te ayudaré a conocer las características de otros modelos relacionales (agamia, poliamor, anarquía relacional, etc.), porque unos son mejores que otros y no todo vale. Mientras pruebas diferentes tipos de relaciones según te sientes capaz, ten en cuenta que la mayoría de los modelos relacionales siguen priorizando “la relación” antes que los individuos y dando instrucciones a éstos de cómo deben actuar para que funcione. Pienso que no son las personas las que deben estar al servicio de una relación, sino las relaciones al servicio de las personas que las forman, y que debemos ser capaces de responsabilizarnos de nosotras mismas y de elegir relacionarnos con quien se demuestre merecedora/-or de ello por ser como es. Así las relaciones no necesitarán normas ni acuerdos, se generarán expectativas razonables ajustadas a la naturaleza y realidad de las otras personas y las relaciones evolucionarán naturalmente y sin conflictos.

Por eso, aunque está muy bien que abras tu pareja o pruebes el poliamor como primer paso, la auténtica revolución es renunciar definitivamente a la pareja y sus compromisos y ser capaces de vincularnos desde el afecto, el respeto, la honestidad y la libertad.

¿A qué renuncias cuando dejas de formar pareja?

Para nada implica que renuncies a afecto, sexo, confianza, relaciones personales duraderas, intimidad... 

Al dejar de formar pareja, renuncias a la propiedad, al sentimiento de posesión entre las personas por el hecho de tener una relación. Renuncias al derecho a ejercer control sobre la vida de nadie y, por supuesto, a cederle a nadie el derecho a ejercer control sobre ningún aspecto de tu vida.

¿Quieres saber más?
¡Ùnete a mi Facebook : Kali Mentoring no-monogamia, para estar al día de todo!