DETECTA AL MALTRATADOR



DETECTA AL MALTRATADOR PSICOLÓGICO AL COMIENZO DE UNA RELACIÓN

Identificar a un maltratador cuando estás empezando una relación sentimental con él, no es fácil. Por supuesto él no te avisa, no te pega una hostia ni te insulta el primer día. Estoy segura de que ninguna mujer que ha sido maltratada empezó su relación consciente de que lo sería. Por eso es importante aprender a detectar desde el principio, las señales de aviso sutiles de que la relación derivará en maltrato para cortar por lo sano antes de sufrirlo.

Observa si en tu nueva relación ocurren algunas de estas cosas:
  •  En el tiempo que lleváis juntos, has pasado más porcentaje de ese tiempo sintiéndote mal que sintiéndote bien, aunque el porcentaje en el que te sientes bien suponga un bienestar espectacular.
  •  El enamoramiento ha sido fulminante. En pocos días sientes que no podrías vivir sin él.
  •  Tienes la sensación de estar continuamente a prueba. Te sorprendes excusándote por cuestiones que ni siquiera parecen haber sido criticadas directamente.
  •   Cohíbes tu conducta y tu natural expresión en algunos aspectos porque intuyes que eso provocaría algún tipo de conflicto con él.
  •  Percibes incoherencias en él que no sabrías explicar concretamente.
  •   No te sientes libre de hablar sobre algunas de tus amistades y otras personas de tu entorno afectivo porque siempre son criticadas o tú juzgada por mantener esas relaciones. Te empiezas a sentir culpable cuando vuelves a quedar con ellas.
  •   Las personas de tu entorno han notado cambios en ti. Muestran preocupación porque te ven triste, con algo de ansiedad o muy encerrada en ti misma.
  •   Gente que le conoce desde hace tiempo te avisa de que no es buena persona.

Si te ocurren varias de estas cosas, probablemente seas víctima de un inicio de maltrato. Analiza su comportamiento lo más objetivamente que puedas. Si estás segura de que es un maltratador pon fin a la relación inmediatamente y de una manera contundente y firme, dejando claro que no hay posibilidad de volver. No tienes porqué darle explicaciones ni justificarte. No servirá de nada que negocies con él. Ni que le descubras y le perdones demostrándole tu amor, no lo valorará. Ni que entres en luchas de poder esperando ganar - ¿el qué? -. La única forma de preservar tu integridad y estilo de vida es dejarle definitivamente.

Detectar una situación de maltrato continuada en el tiempo es fácil. Los desprecios, el ejercicio de control y el abuso de poder son directos y evidentes. Pero por esa continuidad, la victima ha sufrido unos efectos dañinos que le hacen muy difícil salir de la relación. Necesita ayuda psicológica profesional para poder desligarse del maltratador y recuperar el control sobre su vida.

Es más fácil terminar con la relación en sus inicios, cuando la víctima todavía conserva la confianza en sí misma y su capacidad de criterio. El problema es que en la etapa inicial es complicado darse cuenta del maltrato porque el maltratador lo ejerce sutilmente mientras pone en marcha todo un mecanismo de seducción y deslumbramiento. Su objetivo es, primero seducir y desestabilizar gradualmente, para después someter.

El maltrato en la pareja lo ejercen mayoritariamente hombres, pero también algunas mujeres. Cualquiera puede llegar a ser víctima, independientemente de su género y orientación sexual. Si te encuentras en esa situación no te avergüences, el maltratador juega sucio y con ventaja. Busca la ayuda que necesites y refúgiate en las personas de confianza que te quieren mientras lo superas.